Porqué funciona el Mindfulness

Porqué funciona el Mindfulness . Conceptos clave: Neuroplasticidad y aprendizaje

La neuroplasticidad és la capacidad del sistema nervioso para aumentar o disminuir el número de ramificaciones neuronales y sinapsis a partir de estímulos que llegan al córtex cerebral. La neuroplasticidad puede dividirse en cuatro tipos según los efectos que produce: evolutiva, reactiva, adaptativa y reconstructiva.

En los procesos de aprendizaje y memoria la base estructural consiste en la plasticidad adaptativa: proceso de modificación que experimenta el cerebro de manera permanente para modificar o generar un circuito neuronal con la finalidad de crear un nuevo camino de conexiones. Es decir, la neuroplasticidad es la capacidad del cerebro de cambiar con un nuevo aprendizaje. Tortora y Grabowski(1996). Tal como afirma Salmurri (2004) el periodo de más capacidad de aprendizaje es la infancia.

Hoy sabemos que la atención no constituye un proceso cerebral único, sino que existen diferentes redes atencionales que hacen intervenir circuitos neuronales y regiones cerebrales concretas. Según el modelo de Posner, existen tres redes neurales o sistemas de regiones cerebrales que están interconectadas (Posner y Rothbart, 2007):

1• Una red que nos permite alcanzar y mantener un estado de alerta. Por ejemplo, cuando el alumno se queda sorprendido ante el desenlace de un experimento.

2• Una red que permite orientar la atención y seleccionar la fuente del estímulo sensorial. Por ejemplo, cuando el alumno está buscando en clase al compañero.

3• Una red ejecutiva relacionada con los procesos de control que suministra la base del comportamiento voluntario y que permite regular pensamientos, emociones o acciones. Por ejemplo, cuando el alumno está intentando resolver un problema.

La atención ejecutiva: Las funciones asociadas a la atención ejecutiva (corteza prefrontal) se solapan con las ejercidas por las funciones ejecutivas, que nos permiten elegir, planificar y tomar decisiones de forma consciente y voluntaria. Es por ello que la atención ejecutiva es esa atención específica para el estudio que permite al alumno, mediante un foco atencional variable, seguir el proceso de resolución de una tarea o problema concreto, analizar un texto o seguir la explicación del maestro.

Investigaciones recientes con grandes implicaciones educativas están intentando demostrar que se puede mejorar la atención y otras funciones ejecutivas.

El entrenamiento de la atención: En un estudio muy famoso (Rueda et al., 2005) se diseñaron unos ejercicios de entrenamiento para ayudar a niños entre 4 y 6 años a mejorar su atención ejecutiva. Se ha demostrado que esta red atencional se desarrolla de forma drástica entre los 2 y los 7 años.

La atención se basa en la autoregulación: Sin el funcionamiento adecuado de las funciones ejecutivas no es posible prestar atención al estímulo apropiado y, de esta forma, se dificulta el aprendizaje. Actividades que le permitan centrarse y eliminar estímulos irrelevantes. Asimismo, es importante promover la metacognición del alumno a través de actividades en las que debe reflexionar sobre lo que hace, aprende y siente.

Los resultados de las investigaciones en neurociencia cognitiva ya tienen aplicaciones educativas. Nos dan información de como el entrenamiento de la atención ejecutiva mejora todo un conjunto de capacidades intelectuales imprescindibles en el desempeño académico y personal del niño.

Se ha demostrado que el mindfulness mejora la actividad de circuitos de la corteza prefrontal que son fundamentales para mantener la atención y de otros de la corteza parietal que dirigen la atención centrándola en un objetivo específico.  A la mejora de la atención selectiva hay que añadir la de la metacognición, el autocontrol o la relajación (Davidson, 2012), todos ellos factores imprescindibles en el desarrollo y aprendizaje del alumno.

Si bien en el caso de los niños en edad propia de la educación infantil (de 3 a 6 años) hay pocos datos acerca de la ansiedad o estrés que pueden sufrir, o el nivel de autoestima, sí que sabemos que para un desarrollo adecuado, el niño necesita de un entorno motivador de tranquilidad, donde sentirse seguro, para poder crecer experimentando.

Hay que tener en cuenta la temporalización de las intervenciones, puesto que a pesar de que las mejoras en algunos aspectos propiciada por el mindfulness son inmediatos, es la práctica sostenida en el tiempo la que ofrece mayores beneficios en el bienestar psicológico. Así pues, será recomendable una práctica constante (aunque se trate de actividades o sesiones cortas) y prolongada en el tiempo.

A través de los datos recopilados por el programa británico “Mindfulness in schools”,  que muestran como la mayoría de programas estudiados relacionados con el mindfulness, ya sea desde el propio mindfulness u otros campos como lo son la psicología positiva, van dirigidos en gran parte a la toma de consciencia de la respiración y del cuerpo, el trabajo con los pensamientos y las emociones, la psico-educación, prácticas de amabilidad, la atención a los sentidos , al movimiento consciente, a las rutinas diarias, y la discusión de grupo.

Jugar Atentos y Felices

El principal objetivo del programa  es la mejora del nivel de atención de los niños. Hay evidencias científicas, la práctica de la Atención consciente o Mindfulnesss ha demostrado favorables resultados para ayudar a los niños a mejorar su atención y habilidades para comprender y auto-regular sus pensamientos y emociones.

El programa de intervención basado en Mindfulness para la mejora de la atención, tanto en los alumnos que presenten niveles normales como en niños diagnosticados con Transtorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (T.D.A.H.).

Programa de entrenamiento para la MEJORA DE LA ATENCIÓN BASADO EN ATENCIÓN PLENA O MINDNDFULNESS  ( Programa M.A.B.A.P. ). ”JUGAR ATENTOS Y FELICES”.

Se ha comprobado su eficacia. La muestra estuvo compuesta de 53 alumnos de P5 divididos en un grupo control de 27 niños y uno experimental de 26 de un colegio público de Sant Cugat (BCN). Durante un periodo de 8 semanas, el grupo experimental realizó 4 sesiones por semana. El alumnado fue evaluado antes y después del entrenamiento de forma cualitativa y cuantitativa y se observó una mejora significativa del grupo experimental en Atención y clima del Aula. En concreto las variables  dependientes: 1.Problemas de conducta 2. Hiperactividad 3. Desatención  (Escala Conners). A la mejora de la atención selectiva hay que añadir la de la metacognición, el autocontrol y la relajación evaluadas de forma cualitativa. Tanto el alumnado como el profesorado reflejaron su agrado respecto al programa. Los resultados de esta investigación sugieren que este programa es eficiente y factible de ser aplicado.

MARIA A. FAR

Maestra de educación Infantil y Primaria por la Universidad Jaime I

Master en Relajación, Meditación y Mindfulness por la Universidad de Barcelona.

Instructora certificada del M.B.S.R. Facilitadora de programas de Mindfulnes. Instructora Capacitada en Mindfulness MBSR (TDI), acreditada per el Instituto EsMindfulness y  avalado por la Asociación Profesional d’Instructores de Mindfulness MBSR.

Creadora  del Programa de entrenamiento para la Mejora de la Atención basado en Atención Plena o Mindfulness (M.A.B.A.P.) “JUGAR ATENTOS Y FELICES”

Coaching Wingwave® Certificat per l’Institut Besser-Siegmund.

Posgrau en Direcció, Inteligència emocional i Couching por la Universitat Isabel I.

Otras formaciones: Coaching y Mindfulness. PNL en entornos educativos. (T.R.E.V.A).Técnicas de relajación vivencial aplicadas al aul,. Escuelas despiertas,
Educación contemplativa: Mindfulness, Neurociencia e Inteligencias Multiples. Instructora en Taichi. Terapeuta for (EMF Balancing Technique ) for EEI (The Energy Extension, Inc.).